AÑO VI

lunes, 23 de abril de 2007

84%

Es la cifra de participación ayer en las elecciones presidenciales de Francia. Dos dígitos récord que ya nos gustaría ver por estos lares donde crece el porcentaje de hastiados de la política y de los políticos. Dos números que esconden la responsabilidad y el compromiso de la ciudadanía en decir cada equis años quién manda, quién la representa. Aquí en España nuestro próximo examen democrático es el domingo 27-M, y más de uno/una se llevará a la playa su derecho a votar. Eso sí, con protección total, no vaya a ser que se queme...

3 comentarios :

Alfonso Armenta dijo...

Me comentaba anteayer un amigo que una francesa que vive como nosotros en Dublín, se había ido a Francia a votar, pues no había podido resolver lo del voto por correo.

Por una parte me burlo de ellos por el exceso, pero por otra lo admiro.

project17 dijo...

¿Os habeis fijado que un electorado con tan firme convicción democrática ha sido precisamente el que ha echado para atrás la construcción de la Constitución Europea? Nos debería dar que pensar ... ¿ No os parece ?

Nacho dijo...

Es llamativo lo de viajar de Dublín a Francia para ir a votar. Para que un español medio haga eso debe haber una buena comilona en casa de la abuela o la suegra. Y con respecto a Francia y la Constitución Europea es lógico pensar que para los galos la UE significa menos (económicamente) que para otros países más desfavorecidos (por ejemplo. España). Además, con eso de Bruselas como epicentro político, los europeos de toda la vida pierden peso y poder. Por eso no están por la labor.