AÑO VI

miércoles, 28 de marzo de 2007

Dichoso café

Mal va el periodismo cuando demasiados medios españoles centraron la entrevista ciudadana al presidente Zapatero por el dichoso tema del café y los 80 céntimos. Lo malo no es citar la anécdota. No. Lo preocupante es dar a toda pastilla lo del café y liquidar en poco espacio los jugosos temas centrales de ese histórico encuentro televisivo.
En fin...

Wiki de Escolar.net :: Cuánto vale un café

9 comentarios :

Anónimo dijo...

semos ansí

endevé dijo...

Se preguntaba Zapatero por qué la gente se ha quedado con el famoso episodio del café, y no con lo bien que había respondido a las preguntas, derrochando talante por cada poro de la piel. Pues seguramente porque ha sido uno de los pocos momentos en los que aflora la naturalidad. No digo que la entrevista estuviese amañada, pero Zapatero, como buen político, no quiso salirse ni un ápice del manual clásico del "cómo responder lo que a mi me interesa". Pero el manual no explica cómo responder una cuestión tan sencilla. Tampoco creo que el episodio deba rebajarse a la categoría de anécdota, porque el verdadero significado que encierra es que los ciudadanos perciben que su poder adquisitivo es cada vez menor. Las reformas del los estatutos autonómicos les importan un carajo. Que los euros cada vez cunden menos les cabrea.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que el euro cada vez cunde menos y no es para poco. LA pregunta es si nos cundiría todavía menos con otro gobierno uqe esté del lado de los empresarios , entidades bancarias, eléctricas, etc , aquellos que hacen que nuestras cuentas tornen a otros colores. Cada unoq ue valore...... los beneficios sociales está claro que van adelante aunque me sorprendió la pregunta de un chaval de 19 años uqe le echaba en cara al presi que claro lso mileuristas de su edad no se podían permitir el lujo de comprar una vivienda. ¡ chaval ¡¡¡¡ a ver si lso demás a las 19 primaveras y no digo con muchos inviernos más nos lo podíamos permitir.....Hay algunos que no saben ya que pedir.
El del café fue con mala leche y picó pues me imagino que de presidente hace ya 3 años que no paga un café
En fin , una pena que el resumen de este ejercicio de libertad nunca visto se haya resumido así.

Decentes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Decentes dijo...

¿Pero estáis seguros que fue libre?, yo estoy totalmente de acuerdo con Endevé, se resaltó lo del café, porque fue lo más natural y sincero que Zapatero dijo, pero yo voy más allá, estoy seguro que las preguntas, las conocía de antemano.

Lughnasad dijo...

Decentes, si supiese las preguntas de antemano, ¿crees que diría 80 céntimos?
No tiene mucha lógica tu afirmación.

Anónimo dijo...

Como formato, el programa es novedoso y no estuvo mal. Es hora de que los políticos bajen de su nube a hablar con los ciudadanos de los problemas que realmente nos interesan. Pero Zapatero,antes de ser presidente es político, y por tanto, contestó como un político...Y lo mismo hará Rajoy, si va, aunque tendrá una ventaja, preparar las posibles preguntas imprevisibles e incómodas... Creo que las reflexiones de los ciudadanos se centraron en problemas muy personales cuando podrían ir directamente al grano y lanzar una pregunta más general.
En cuanto a la pregunta del café, me parece que se está sacando de quicio, y es excesiva la importancia que se le da, respecto a todos los temas de los que se habló. Hubo ciudadanos que se quisieron hacer ver o crecer ante el Presidente del Gobierno con su minuto de gloria, como el sr. del café o el estudiante de 19 años que poco más y exigió un piso... Somos muchos los jóvenes, que con muchos más años, y trabajando no podemos acceder a una vivienda...

M. dijo...

La pregunta / respuesta del cafetito responde a la inquietante obsesión del periodismo por bañar de realidad al poder. Es una refinada forma de sensacionalismo. Ahogados por asuntos tan alegres como De Juana e Inmaculada Echevarría, hasta casi vienen bien este tipo de frivolidades. El problema será cuando vaya Rajoy y su café de dos euros: su café Club de Campo.

Saludos.

Luis dijo...

Creo que la pregunta del café tiene un trasfondo mayor del que deja entrever. Pero, aún así, y todo lo dicho, cómo es posible que los medios se queden con esto.
También es normal cuando se vende un programa de ciudadanía y me parece más que un mero discurso político, pero en vez de con todos los afiliados, con alguno que discrepa algo.
Con la oposición ocurrirá lo mismo. ¿A quién perjudicará esto más? (o favorecerá)