AÑO VI

martes, 27 de febrero de 2007

Imbecilidad suprema

En su día hablamos aquí del culto a la idiotez que rodea al submundo de la moda. Hoy les traigo aquí un ejemplo más de imbecilidad suprema. Sí, imbécil, el que es «alelado, escaso de razón». La foto muestra a dos modelos desfilando ayer en París durante la presentación de la colección 2007/2008 de los diseñadores holandeses Viktor y Rolf. Desde luego algunos presuntos ya no saben qué inventar para salir en los mass media. Las pobres chicas aguantan como pueden el gesto mientras portan ese engendro con focos que parece causar admiración a los entendidos. Fíjense también en los zuecos más fashion que hayan visto en su vida. Sobra todo, especialmente las palabras...

Foto: Charles Platiau (pincha en la imagen para ampliarla)

8 comentarios :

la aguja dijo...

No sé a qué viene tu enfado, si no son modelos humanas. Se aprecia claramente que ellas en realidad son robots. Robots fotovoltaicos.

Félix Soria dijo...

Totalmente de acuerdo, es aberrante.

Sheila dijo...

De acuerdo, la imagen resulta muy estúpida. Pero vamos, teniendo en cuenta lo que cobran las señoritas por hacer esa estupidez durante veinte segundos, se me ocurren infinidad de trabajos que realmente sí son aberrantes. No sé, me parece simplemente otra vuelta de tuerca del estupendo y profundo mundo de la moda.

Astrolabio-jsa dijo...

Hay, sin embargo, Nacho, quienes consideran todas estas cosas (imbecilidades) como una genialidad, o la cima de la creatividad. Saludo.

Anónimo dijo...

Hablar de lo que uno no sabe también es bastante idiota... Como le gusta a la gente opinar sobre cualquier cosa, sea lo que sea...

Isabel Romana dijo...

Y seguro que encuentran quien les compre los modelitos... A mí en particular me gusta el de la izquierda, con ese mantoncito de abuela... Saludos cordiales.

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Entiendo el planteamiento.

Pero si nos ponemos a ver los seres humanos y su cultura son dados a "llamar la atención".

Basta ver los trajes en los desfiles de carnaval de Río....

Y toda esa parafernaria que se pone el Papa y demás Cardenales no queda muy lejos de lo planteado...

En fin... no te disgustes tanto.

lua dijo...

Tienes toda la razón en cuanto al mundo de la moda, pero algo muy parecido pasa con el arte moderno.
Cuanto más rara sea la obra o la instalación más fácil es que la expongan. El colmo es una anécdota que me han contado hace poco de un museo que en días anteriores a una exposición reprodujo la obra de uno de los artistas para el catálogo de la exposición y para prensa dentro del embalaje en el que fue transportada al museo, con él abierto porque alguien de montaje la dejo así supongo que en un descanso de sus faenas, y solo se dieron cuenta cuando el autor puso el grito en el cielo al verla montada con caja incluida.