AÑO VI

sábado, 17 de febrero de 2007

Con las manos en la masa

Lanzo un sincero agradecimiento al empresario de la construcción que ha tenido las agallas de denunciar a los polítiquillos de Gondomar (Pontevedra) que le exigieron dinero a cambio de jugosos favores urbanísticos. El no haber pasado por el aro ha facilitado cuatro detenciones y una sabrosa grabación en una cafetería que reproduce hoy La Voz de Galicia. No tiene desperdicio:

Empresario denunciante: «Vamos a ver; 45 millones de pesetas es muchísimo. Como mucho 30 millones».

José Luis Mosquera, portavoz del PP en Gondomar: «Ya me dijo el concejal de Urbanismo que me ibas a hacer una contraoferta para dejarlo en 30 millones de pesetas. Yo también tengo una hipoteca que pagar. Pero bueno, dejémoslo en 35 millones para que yo pueda llegar a Gondomar y que vean que he negociado duramente».

De haber cobrado ese chantaje, la hipoteca se la pagaríamos todos, claro. Menos mal que queda gente con un par de narices. Que cunda el ejemplo.

Al pobre le faltan muchas cosas; al avaro, todas (Publio Siro)

Actualización, domingo 18
La Voz de Galicia :: «Ya no se puede seguir mirando más para otro lado, hay que denunciar»

2 comentarios :

Isabel Romana dijo...

Me sumo a tu aplauso. Si todos hicieran lo mismo, no habría corruptela en estos temas. Saludos cordiales.

BuenaPrensa dijo...

Hola Nacho. Llegué a tu blog por casualidad...
Te invito a visitar el mío, es sobre el conflicto arabe-israelí

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!
http://buenaprensa.blogspot.com