AÑO VI

domingo, 28 de enero de 2007

No respetan ni a los muertos...

...aunque hayan sido asesinados de un tiro en la nuca, por la espalda. Entre la violencia y la demencia callejera hay un simple charco, un solo paso. Siempre ciego y cargado de ira. Ayer lo dieron siete cachorros de ese naZionalismo excluyente que engulle al País Vasco. Ese que educa desde el odio al mestizaje y lo diferente. Ese que dispara sin preguntar, porque ya no sabe hablar. Ese que pinta fronteras con sangre. Con la sangre del resto. Dicen que la educación es la vacuna contra la violencia. Pues muy mal educados. Y que la fuerza no les acompañe. Nunca.

Actualización, domingo 28
La Voz de Galicia :: La Audiencia Nacional imputa por terrorismo a los autores del ataque a la tumba de Gregorio Ordóñez

1 comentarios :

merce dijo...

Tienen el odio demasiado arraigado, y un cerebro psicópata, ya que los psicópatas son incapaces de sentir emociones o empatía por alguien. El asalto de la tumba los retrata perfectamente.