AÑO VI

jueves, 11 de enero de 2007

G+H=etarras. Escribe Maruja Torres: [...] «Pero sois unos asesinos. Posiblemente los asesinos más malos e idiotas del planeta. Qué coño una nación para vosotros. No servís ni para ilustrar una historieta. Qué sería de esas mentes vuestras privilegiadas sin explosivos, sin pistolas, sin balas, sin robar coches, sin anónimos, sin ejercer la extorsión, sin amedrentar y sin los bichos de Batasuna y otras garrapatas afines. Claro que tenéis que vivir del cuento nacionalista. Andaríais frescos si os vierais obligados, como los seres humanos normales (es decir, humanos), a ejercer un oficio, estudiar una carrera y no digo ya desarrollar una tesis o hacer oposiciones. Matar obreros, jueces, guardias civiles, políticos, periodistas, catedráticos: eso os da de comer. La maldad»... [+] El País.es

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Entiendo que esté irritada, furiosa, todos lo estamos, pero creo que no es el momento de insultos, creo que hay que tener la cabeza fría y ver qué vamos a hacer para que no haya ningún muerto más. Qué caminos ofrece la democracia, la constitución, el consenso de partidos, para salir de esta situación, para no tener un pais sobresaltado por las bombas. Vivir en PAZ, requiere una gran dosis de esfuerzo por todas las partes. Me gustaría, en estos momentos, ser tan generoso como Eduardo Madina.

Albiac dijo...

Eduardo Madina es un ejemplo de dignidad como víctima de terrorismo. Pero su decisión de apoyar el diálogo con las ratas de Maruja Torres es personal. El Estado no puede guiarse por decisiones personales ni convicciones. El Estado tiene que aplastar a esas ratas y encerrarlas para que los únicos golpes que propinen sean contra las rejas.

Félix Soria dijo...

Maruja Torres se desacredita a si misma empleando ese lenguaje agresivo, violento e innecesario. Es triste y descorazonador que alguien como ella, persona respetable, caiga en la trampa de los fanáticos: la víscera. Nadie racional justifica a ETA, ni por asomo, pero nadie racional debería competir con los excesos verbales de los criminales. Ser contunde no equivale a insultar, ni siquiera a los delincuentes.

Filo de Espada dijo...

Pues yo pienso que el insulto bien llevado y justificado es un arte. Más insultantes son ciertos comunicados y la actitud de nuestros "padres de la patria".
Chapeaux por Maruja

Jorge dijo...

Suscribo todas y cada una de las palabras empleadas por Maruja Torres. Así de clarito tendríamos que hablar todos. Lo que les pone a los etarras es que ni nos atrevamos a llamar a las cosas por su nombre... Meternos el TERROR en el cuerpo y todos calladitos y hablando bien... Venga hombre!!!
Ánimo

Anónimo dijo...

Albiac, los nazis para fomentar el odio a los judíos los comparan con ratas, una vez deshumanizados convertidos en animales se pueden exterminar. No hay remordimiento. Yo no quiero hacer eso, ellos me pueden matar, pero yo no voy a matarlos nunca, ni a deshumanizarlos, luego salen Gantánamos como setas.